lunes, 8 de diciembre de 2014

Contra ti era imposible luchar

Y con el paso del tiempo
 empecé a entender lo que significaba 
que una persona fuera tu debilidad.
Contra ti era imposible luchar, ¿sabes? 
(y lo sigue siendo...)
Todos los asaltos los ganaste tú 
y no precisamente por ser el más fuerte de los dos... 

Era imposible ponerle ganas para vencerte
 y dejarte en el suelo.

No era 
(ni soy)
 capaz de dejarte en el suelo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario