lunes, 22 de diciembre de 2014

''¿Y si le hubiera dicho de vernos esta noche?''

Y... ¿cómo no hablar de él?
Dime como no hacerlo después de todo,
después de su paso por aquí,
y después de que siga presente.

El otro día lo vi, ¿sabéis?
sí, mis ganas pudieron a ese
''no quedes con él''
que tanto repite mi cabeza.
Sé que no tendría que haberlo hecho,
pero también sé que en el fondo es lo que quería,
desde hace muchísimo tiempo...

Y ya sabéis, yo siempre digo que
soy de esas personas que 
por mucho que no debas hacer algo,
si ese algo sale de tu corazón, 
es lo que para ti debes hacer...
Y en parte que mierda, porque siempre sale todo mal.
Pero nunca me he quedado con un 
''¿Y si le hubiera dicho de vernos esta noche?''
porque encontrarme en esa situación me volvería loca,
así que ¿qué mejor que pasar a la acción
sin ni siquiera pensar en las consecuencias que conlleva? 

lunes, 8 de diciembre de 2014

Contra ti era imposible luchar

Y con el paso del tiempo
 empecé a entender lo que significaba 
que una persona fuera tu debilidad.
Contra ti era imposible luchar, ¿sabes? 
(y lo sigue siendo...)
Todos los asaltos los ganaste tú 
y no precisamente por ser el más fuerte de los dos... 

Era imposible ponerle ganas para vencerte
 y dejarte en el suelo.

No era 
(ni soy)
 capaz de dejarte en el suelo.

Tan solo una manera de saber jugar

Supongo que puedo llegar a haceros sentir
de la misma forma en la que ahora mismo
yo me siento...

Más que nada, porque supongo
que os habrá pasado a todos.

El sentimiento que pretendo describir
es el que sientes cuando...
cuando te das cuenta de que lo que era
tan especial para ti... no lo era para él (o ella).

Te sientes... no sé como describirlo.
Principalmente te sientes imbécil,
pero no sólo eso, también un poco triste...
Y menuda mezcla, ¿verdad?